jueves, febrero 08, 2007

Top 5 de mi egoteca


Cuando recibí la invitación (o reto, aún no lo sé), de escribir las cosas que no saben de mí, estuve devanandome los sesos para averiguar que cosas podrían ignorarse de mí. Y entonces me puse a pensar en que todos tenemos ciertas manías que no deseamos revelar o cosas insulsas pero que guardamos en secreto, así que dejando de darle vueltas al asunto ahí va el top 5 de la egoteca.

Número 5.

En el lugar número 5 tenemos al par de perros que duermen con nosotros, y al que El Perro soporta en su guarida pero que no le agrada tanto que duerman en la cama. Lo peor de Matilda y Amadeus, además de que a veces se pelean debajo de las cobijas a las 3 de la mañana, es que cuando no duermo con ellos porque no estoy en casa y/o no los pude llevar conmigo, no logro conciliar el sueño con facilidad.

Número 4.

Avanzando 1 lugar tenemos en el cuarto sitio al desmedido gusto por las manualidades que tengo. Mi esposo dice que si al menos fuera un solo hobbie o un solo tipo de manualidad no sería tan grave, pero madera country, fomi, tarjetería, cerámica, quilting, scrapbooking, bordado, costura, modelado en pasta francesa y decoración con globos han convertido mi cuarto de trabajo en una bodega. Lo peor es que aún no logro decidirme con cual quedarme para hacerlo más de lleno y aunado a eso quiero aprender a hacer jabones y gelatinas artísticas. (y si se puede, aprender a decorar pasteles tambien....)

Número 3.

En el sitio 3 tenemos a ¡Las manías inexplicables!, una obsesiva búsqueda del orden absurdo, como el acomodar los cubiertos y platos de cierta forma de acuerdo a ridículos sistemas de clasificación inventados por mi misma. Esto llega a tal extremo de no poder comenzar a iluminar un dibujo para decorar mi salón hasta haber acomodado mi caja de colores por tono, color y número, por tomar un ejemplo. (esto aplica también a las pinturas de cerámica y madera). Otra manía extraña es una fobia que tengo hacia los patrones repetitivos, tales como una colmena de abejas, las escamas de los peces, la piel de los armadillos, los esquemas de los caracoles diseccionados y podría enumerar muchas cosas más pero ya me dieron escalofrios.
(si estoy loca, pero no se preocupen no soy peligrosa... creo)

Número 2.

No se si el Perro lo haya contado alguna vez, pero cuando estabamos de luna de miel, fuimos a Creel y nos quedamos en la cabaña de la misión. Un día por la noche recostados comenzamos a platicar de muchas cosas (el perro y yo nos podemos quedar platicando en la cama toda la noche sin tener conciencia del tiempo hasta que nos damos cuenta de que esta amaneciendo, ese va gratis...) entre las cosas que platicamos yo le dije, te imaginas que algún día pudieramos vivir en un lugar como este, en una cabaña como esta? Un año después me mudaría a vivir 4 años en ESA casa, en ESE lugar y en ESA misma habitación... tengan cuidado con lo que desean, se les puede hacer realidad. (ya fuera de bromas, Dios nos bendijo mucho ahi.)

Número 1

Y al fin! en la cima del top 5 de la egoteca se encuentra por 29 año consecutivo: ¡ mi TDA! o lo que en buen cristiano significa Trastorno por déficit de atención. No está diagnosticado pero de verdad que lo tengo. Mi pobre esposo nunca sabe con que voy a salir, una amiga esta a punto del suicidio por que siempre salgo que algo que no viene al caso en la conversación. Me puedo abstraer de tal forma que no solo puedo perder la atención de lo que alguien me está diciendo sino que puedo dejar de oirlo o incluso de notar que esta ahí. Por ejemplo, alguien me puede estar contando la peor tragedia del mundo y yo salir con algo asi como "sabes que, como la ves si pasamos a la tienda por leche?" y no es por mala sino porque me distraigo con facilidad, y si se lo que me dicen pero pienso en 5 cosas más (mínimo) al mismo tiempo. Olvido cosas aunque no la sensación de que algo se me olvida, pregunto varias veces lo mismo. Y lo peor, a veces no me doy cuenta si algo solo lo pensé o si lo dije, a veces digo algo que pensé y no quería decir o bien, espero la respuesta de alguien sobre algo que pensé y creí decir pero aún no he dicho.

Que cosas, no? lo maravilloso de esto es que el único que sabía todo esto es mi esposo y a pesar de esto me ama, y yo a él pero no solo por eso sino por muchas cosas más.

Lo malo de esta experiencia fue que ya no se si fue un top 5 o una extraña terapia psicologica... juzgue usted.

4 comentarios:

Akire dijo...

... emmm... creo que no escribiste nada, seguramente pensaste que si lo escribiste, pero no lo hiciste, yo solo veo un enorme espacio en blanco después del título... ¿será que se borró?


jajajaja... no es cierto!!
Se me hizo curiosisimo eso qu tienes de fobia, a la única persona que le conocia algo asi es a mi mamá.

Muchas gracias por entrarle a esta cosa que ya hasta le llamaron reto, jajaja, tenia muchisimas ganas de leer lo que pondrias despues de que el perro te lanzó el hueso.

Un abrazototototote!!!

La Mamá de los Perritos dijo...

Al principio me hiciste dudar de si había escrito o no... Ja, ja, ja , es broma. Gracias por leerme y por la noticia de que hay alguien más como yo (un como yo, diría Tigger) lo bueno de abrir el sótano es que como pueden salir cosas malas, también pueden salir cosas buenas.

Enrique dijo...

TDA... ¿trastorno?
¿acaso no es normal en todos...?

Voy a tener que actualizar mi perfil gracias a usted.

Tengo un TDA... a veces, te comento que pueden estar contandome algo grave y muy importante pero yo estoy "en otra" cuando me toca intervenir en la conversación sólo me tomo de la ultima frase para salvar la situación... Y recién me doy cuenta que perdí 5 o 10 minutos de información, que sólo con tecnicas adquiridas puedo volver a hacer que me repitan todo... :D

Saludos!!

Brian dijo...

Te creo lo del TDA, tengo una amiga que es igual, claro que yo lo llamaba de otra manera, pero ahora se que es TDA... Señor perdoname.